martes, 23 de mayo de 2017



TIPOGRAFIA ESTRUCTURADA

La publicación digital Cuaderno Intercultural  aborda los temas de lecturabilidad y de legibilidad como dos aliadas a la compresión textual. Ambos términos tienen la finalidad de facilitar la lectura y la comprensión del texto.  Según Rosana Larraz, «la diversidad cognitiva, lingüística o cultural conlleva a menudo la necesidad de prestar una atención especial a la diversidad de capacidades lectoras del alumnado».

Las directrices para generar información de fácil lectura incluyen las características siguientes:
  • utilizar un lenguaje simple y directo,

  • expresar una sola idea por frase,
  • evitar los tecnicismos, las abreviaturas y las iniciales (siglas sin explicar)

  • estructurar el texto de manera clara y coherente


Es necesario tener en cuenta los modos de estructurar el texto. Sobre este aspecto particular la tipografía estructurada cumple la función de guiar al lector y facilitar la lectura del texto. Entre los servicios textuales que realiza, se encuentran los siguientes:


  • aclarar la estructura y el orden

  •  invitar al lector a entrar en el texto

  •  mostrar el tenor (tono) y el significado

  • vincular el texto con otros elementos


Asimismo, la tipografía estructurada facilita la lectura continua (lineal) en textos informativos o expositivos, tales como artículos de publicación, obras técnicas o científicas o publicaciones periódicas como un boletín, diario, semanario. Desde esta visión se parte para descubrir en la lógica externa de la tipografía (los marcadores gráficos) la lógica interna del texto.

Cabe señalar, como indica Graciela Reyes (Cómo escribir bien en español), que la labor en la redacción consiste en convertir en lineal lo no lineal. Es decir, el proceso de redacción y el proceso de lectura van aparentemente en direcciones opuestas y es necesario, para evitar una “colisión”, lograr que estos procesos vayan al unísono, en armonía, como cuando varias personas cantan a la vez,  "a una voz" como en un coro. El libro Jugando a larayuela. Producción de textos escritos, (Tiempo Nuevo, 2016), busca  lograr dicho propósito.


martes, 16 de mayo de 2017

CAJA DE HERRAMIENTAS

Una herramienta de edición de texto es un programa o aplicación que permite la creación y modificación de un documento de texto. También son herramientas tecnológicas los utensilios utilizados para escribir: desde el estilo o punzón, el cálamo hasta el lápiz o el bolígrafo. Las herramientas pueden constituir un recurso, aquello que sirve para un fin determinado: recursos académicos, recursos humanos, recursos renovables, recursos de redacción.

El uso de la caja de herramientas (toolkit) puede emplearse con sentido figurado para referirse a aquellos elementos o recursos necesarios para la redacción. Desde ese punto de vista parten autores que tratan sobre teoría de la redacción y su aplicación. La mayoría de las veces se aborda el tema desde el punto de vista académico, en menos ocasiones se trata desde la práctica (desde adentro). Esta estrategia de “entrar por la cocina” o de “agarrar la sartén por el mango” es menos frecuente, pero muy fructífera.

El libro On Writing. A Memoir of the Craft, cuya traducción al español “Mientras escribo” luce desacertada; “Sobre la escritura” sería tal vez más literal, aunque también más objetiva para describir el contenido y la tarea que acomete el autor Stephen King (Editorial Scribner, edición de bolsillo, 2010). Es un libro que narra sobre la experiencia de un escritor, partiendo desde la escritura. No es un azar que el primer capítulo se titule “C.V.”, un acertado ejemplo de un currículum narrativo.

Sin entrar en tecnicismos, King nos explica sobre la sintaxis: Nouns and verbs are two indispensable parts of writing. Without one of each, no groups of words can be a sentence, since a sentence is, by definition, a group of words containing a subject (noun) and a predicate (verb); this string of word begin with a capital letter, end with a period and combine to make a complete thought which stats in the writer’s head and then leaps to the reader’s.

El tema del abuso de la voz pasiva surge inevitablente (existe tanto en español como en inglés): Timid writers like passive verbs for the same reason that timid lovers like passive partners. The passive voice is safe. Es una lástima que King, al tratar el tema del adverbio, no considerara el abuso de tales expresiones en otros idiomas (anglicadas como “básicamente” y “virtualmente”).

Asimismo, sobre la textualización y la estructura del párrafo, observa: Observe the patternthe lines of type, the margins, and most particularly the blocks of white space where the paragraph begins or leave of. Luego, el autor se mueve hacia la tipología textual, la construcción, el andamiaje del texto: Thin description leaves the reader feeling bewildered and nearsighted. Overdescription buries him in details and images.

Cabe destacar la utilidad de contar con la caja de herramientas y transportarla en cualquier idioma; así lo destacan en Stephen King's Top 20 Rules for Writers.


jueves, 11 de mayo de 2017

VERBOS DICENDI


El espacio web de Wikilengua indica que los l “verbos declarativos” se conocen también como “verbos dicendi” o verbos de comunicación. Los “verbos declarativos” se clasifican como verbos de habla: «verbos que designan acciones comunicativas o expresan creencia, reflexión o emoción y que sirven para introducir un parlamento, ya sea en estilo directo o indirecto».

El verbo decir se considera el verbo de habla más común y también el más genérico; por lo que el usuario tiene la opción de sustituirlo si desea concretizar más la expresión. Existen otros verbos cuyo uso trasmite implícitamente el concepto de decir, pero cuyo significado denota a la vez un comportamiento del hablante (Wikilengua):

  • Puntualizar, comentar, precisar: indican que a lo dicho antes se añade algo que lo interpreta, lo completa o lo aclara.
  • Recalcar, subrayar, enfatizar: indican que se hace hincapié o se pone énfasis en algo.
  • Asegurar, aseverar: indican que el hablante expresa gran convicción en lo que dice.
  • Admitir o reconocer: indican adhesión a la opinión de otro.

Rigor textual.com comenta sobre los verbos de habla «A la hora de escribir, sobre todo si queremos publicar un libro, es muy importante que sepamos hacer un buen uso de los verbos de habla o verba dicendi».  Esta recomendación  obedece a que, como se señaló previamente, el significado denota una actitud o comportamiento del hablante y cuentan con un registro o nivel de lengua:
§   Bramar, cuchichear, mascullar, murmurar, susurrar tienen la peculiaridad de ser parte del paralenguaje y se transmiten mediante sonidos no vocálicos. Estas expresiones se relacionan con un contexto informal.
Cabe destacar que la intención y la actitud comunicativa del hablante es un rasgo característico del leguaje humano, como lo refleja Alexandra Vraciu (Ejerciciode ingles.com): «el discurso indirecto no necesita ser un informe exacto de las palabras de otro locutor, sino que puede expresar el efecto de esas palabras sobre el interlocutor mediante un verbo dicendi más específico como “warn”, “suggest”, “confess”, etc.».

Los verbos declarativos se emplean en el discurso directo y en el indirecto. El estilo directo  reproduce exactamente las palabras de otra persona, por dos procedimientos:

1-       Se reproduce el texto, introducido por un verbo dicendi, después de dos puntos y entrecomillado.
2-        Se reproduce el texto en renglón aparte, sin comillas entre rayas de diálogo que señalan con su aparición a la izquierda del renglón la intervención de cada interlocutor.

En español, las marcas lingüísticas del estilo directo son: Uso de los dos puntos, de las comillas y de las rayas.

En el estilo indirecto conocemos las palabras de los personajes a través de la voz del narrador. Son marcas características: no hay cambio de línea ni raya de diálogo, ni comillas. Las palabras del personaje están introducidas por un verbo dicendi seguido de las conjunciones que o si.ESTILO DIRECTO E INDIRECTO

sábado, 6 de mayo de 2017

Pas de deux



Pas de deux
En ballet, un pas de deux (paso a dos) es un dúo en el que los pasos de ballet son ejecutados conjuntamente por dos personas: son el emisor y el receptor quienes parlamentan, entablan conversaciones entre sí. Cuando ambos representan a otros sectores, se les llama parlamentaristas y se consideran como parte de la base de un sistema democrático
Los largos parlamentos que se entablan en las asambleas o en las juntas de las sociedades quedan recogidos para la posteridad mediante diversos procedimientos uno de ellos es el Manual de procedimiento parlamentario (Bothwell González, R. (1993). Editorial UPR). Bothwell González deja establecidos los mecanismos mediante los cuales se pueden recopilar por escrito los acuerdos y los desacuerdos: «El historial de los acuerdos y decisiones de una junta de directores de una sociedad o de una asamblea es lo que conocemos como libro de actas». Además,  establece la relación entre el acta y la minuta  la antecede «A base del récord taquigráfico, de estas minutas, el secretario debe preparar sus notas, eliminando todo lo que sea superfluo».
El blog Secretariado (Marisela Mendoza Pérez, 2014) abunda sobre la relación mencionada «la minuta es el registro de los sucesos de una reunión que sirve de base para extraer la información que aparece en el acta». Añade al respecto: cabe señalar que en inglés minuta [minutes, plural] se utiliza para definir lo que en español se conoce como “acta”. El diccionario virtual Wordreference.com y el diccionario Merriam Webster concuerdan en la acepción The oficial record of the proceedings at a meeting of a group; así el “acta de asamblea” se recoge como minutes of the assembly.
En relación con los diversos usos que la voz minuta adopta en los distintos países hispanohablantes, Roberto Guzmán, de la Academia Dominicana de la Lengua:
En esa línea de derivados en español se acepta que minuta sea “extracto, borrador, apuntación, nota”. Eso que se menciona aquí es lo aceptado en la comunidad internacional de hablantes de español. En América la voz examinada posee significaciones que implican el menudo tamaño, la brevedad que se sugirió antes. En República Dominicana son pescados pequeños. En Guatemala, Honduras y El Salvador es el refresco hecho con hielo desmenuzado. En otros países el nombre corresponde a una lista de comida rápida, o a un pescado limpio, listo para cocinar.
Agrega Guzmán  que la clave del  uso en la cita se encuentra en el español de México y solo se recogería en el Diccionario del español usual en México (2002). Allí se lee en la segunda acepción: ‘Resumen de lo discutido y decidido en una reunión o en una junta, a partir del cual se elabora el acta correspondiente: tomar la minuta.
Existen, sin embargo,  las locuciones levantar el acta; mientras que no se levanta la minuta. Podría levantarse en minutos. En este caso particular quien levanta o coge el acta es la secretaria o el secretario de actas.  Sería completamente inusual que un “acta” fuese levantada por un secretario de minutas.
Juagando a la rayuela. La producción de textos escritos.