Qué temas prefieren

miércoles, 19 de julio de 2017

ABIERTA/CERRADA




La oposición abierto/cerrado es una de las más comunes en nuestro entorno, desde el punto de vista físico se distingue entre boca, ojos, tales como: “en boca cerrada no entran moscas” y en la lengua  coloquial, se habla de “cerrar el pico”. Desde el punto de vista conceptual, se distingue entre mente cerrada y mente abierta. También existe la oposición entre las vocales (a,e,o/iu) que se unen o se separan mediante hiatos y diptongos

En la comunicación escrita, en el género epistolar se observa dicha oposición, de forma concreta, a través de la puntuación: la puntuación abierta es la más común, mientras que la cerrada va decayendo. Esta tendencia de la puntuación se observa tanto en español como en inglés, aunque se establecen distinciones de uso:  In Britain, it was formerly common practice to put a comma in this position, but such commas are pointless and are no longer usual.


https://es.slideshare.net/dilianaduartesalguera/carta-comercial-54786174 

La carta abierta, lo contrario de una carta privada (cerrada), es un tipo de carta dirigida a una amplia audiencia, a un sector de la población (open letter, lettre ouverte). El contenido informativo de la carta se ha distribuido intencionalmente tras su lectura. Dicho tipo de carta suele clasificarse según su emisor (las Epístolas Paulinas del Nuevo Testamento, la carta del escritor  Emile Zola J'Accuse!,  la carta abierta de Bill Gates Open Letter to the Hobbyists).

.También, la carta abierta puede ser individual o grupal, como la carta de la organización Responsible Scientists.org:  “On September 20, 2016, 377 members of the National Academy of Sciences, including 30 Nobel laureates, published an open letter to draw attention to the serious risks of climate change”.


El tono (actitud asumida por el emisor) de la carta puede variar, puede ser neutral, positivo o negativo (insultante, regañón o satírico). Por lo general, la carta abierta suele mostrarse al público a través de los periódicos y de otros medios de comunicación. Asimismo, pueden formar parte  de las cartas al editor, o de un blog.



viernes, 14 de julio de 2017

PARALENGUAJE


Comunicación No Verbal. (2012, febrero 23).  Ciencias de la Comunicación I.

Según el sitio web Gramáticas. net el uso del prefijo para procede  del griego y entre sus significados figuran: al margen de,  en contra de,  junto a, relacionado, auxiliar:
-       parachoques: protege contra los choques
-       paranormal: al margen de lo normal
-       paradocente:  personal auxiliar de la docencia
-       paramédico: relacionado con la medicina

El término paralenguaje se refiere a aquello relacionado con, auxiliar al lenguaje. Es un componente de la Comunicación No Verbal que emplea signos no lingüísticos. El Diccionario de términos clave de ELE, del Centro Virtual Cervantes lo define de la manera siguiente:

Los elementos paralingüísticos -denominados también  elementos paraverbales o paralenguaje- tono, ritmo, volumen- son una serie de elementos vocales no lingüísticos, que se producen con los mismos órganos del aparato fonador humano, pero que no son considerados parte del sistema verbal; en la mayoría de las ocasiones, se alían con elementos cinésicos u otros elementos no verbales para comunicar o matizar el sentido de los enunciados verbales. 

Entre los elementos no linguísticos se encuentran:

1.    Las cualidades y los modificadores fónicos: Son cualidades físicas del sonido y nos pueden indicar el sexo, la edad y determinados estados físicos (un resfriado) o anímicos (nerviosismo), también pueden determinar la información del enunciado o matizarla.
2.    Los indicadores sonoros de reacciones fisiológicas y emocionales: el llanto, la risa, un suspiro, un grito, el carraspeo de la garganta o un bostezo, son algunos de estos indicadores.
3.     Las pausas y los silencios

Asimismo el diccionario Merriam Webster lo define: (paralanguage) «optional vocal effects (such as tone of voice) that accompany or modify the phonemes of an utterance and that may communicate meaning».

Los segregantes de voz son todos los ruidos que los oyentes hacen para indicar que están escuchando: "uh-huh" o "um" o silencios. Si bien no se presta mucha atención consciente a los segregantes de voz, los hablantes los notarán  consciente o inconscientemente.

La voz es el mejor instrumento de la comunicación oral y para que cumpla su objetivo de transmitir con eficacia el mensaje es necesario tomar en cuenta todos los aspectos anteriores y prestar atención a la importancia de cada uno,.



sábado, 8 de julio de 2017

VERBOS DE PERCEPCION




La presentación titulada ¿Vas o Vienes? de Maximino Ruiz Rufino (2015), explica sobre los verbos de percepción sensorial, vinculados a los cinco sentidos. Dichos verbos, se clasifican de acuerdo con la acción en activa o pasiva, voluntaria o involuntaria (involuntary perception, en inglés, to feel,  to hear, to smell, to taste).


En relación con la percepción sensorial, el verbo prototípico de la  percepción olfativa es oler. Mientras que el verbo prototipo de la percepción gustativa es gustar, con las opciones de degustar y saborear en determinados contextos: “Me gusta eso” no podría sustituirse por degustar o saborear. Sí podríamos degustar y saborear un  plato de arroz con pollo.

Wikilengua añade la categoría de verbos de percepción física (mirar, notar, sentir, oír, ver). Sobre esta categoría particular, cabe destacar que existen también opciones en determinados contextos: ver se relaciona con el sentido (físico): «No puedo ver sin espejuelos (gafas)»; mientras que mirar se refiere a una acción consciente: «Hay que ver cómo te miraba ese tipo». Asimismo, oír se relaciona con el sentido, mientras que escuchar requiere prestar atención.

Cabe señalar que el sentido del tacto se refleja mediante percepciones positivas (acariciar) y negativas (manosear), En cuanto a tocar, requiere prudencia: “se mira, pero no se toca”.

 José María García Miguel nos provee  el siguiente recuento de verbos de percepción:

Con ese criterio y esa matización se incluyen verbos de percepción visual (ver, mirar), percepción auditiva (oír, escuchar), otros tipos de percepción sensorial (oler, saborear, tentar), así como verbos de percepción general (advertir, notar, percibir, detectar, percatarse). Se constata la existencia de un amplio grupo de verbos relativos a maneras de ver que aportan diversidad léxica  (contemplar, observar, atisbar, avistar, avizorar, divisar, entrever, escrutar, escudriñar, ojear, otear, presenciar, visionar, vislumbrar; examinar, espiar, explorar, fijarse, inspeccionar, registrar, remirar, revisar, vigilar). En la periferia semántica de la clase de percepción situamos los verbos de búsqueda y hallazgo (buscar, encontrar, hallar, localizar) y los causativos de percepción, que son también verbos de transmisión de conocimientos o información (mostrar, enseñar, exhibir, descubrir, presentar, revelar, ocultar, camuflar; manifestar, exponer, exteriorizar, insinuar).

Así, vemos que cada lengua refleja el entorno de sus hablantes y sus percepciones.


viernes, 30 de junio de 2017

La clasificación tradicional de los verbos según su comportamiento sintáctico se ha enriquecido y ensanchado.  Dicho enriquecimiento proviene, en gran medida, de reconocer el uso particular que aportan los hablantes, porque cada hablante, al usar la lengua, interpreta una realidad y aporta una visión de mundo.  

Desde ese punto de vista, parte IraideIbarretxe Antuaño:

El lenguaje no refleja hechos basados en un mundo objetivista exterior, totalmente independiente de lo que las personas observan, sino que refleja estructuras conceptuales que la gente construye basándose en una experiencia y conocimiento, más o menos común, del mundo exterior que les rodea y de su propia cultura. Por eso, el pensar que la relación entre las formas lingüísticas y los conceptos que representan es arbitraria, como tradicionalmente se proponía, no es totalmente cierto.

El uso particular que cada usuario de la lengua hace, basado en la experiencia y concomimiento, se refleja en los llamados verbosde percepción. Dichos verbos poseen la característica de reflejar cómo se percibe la realidad a través de los sentidos. José María García Miguel destaca la importancia del contexto[1] en el uso de los verbos de percepción.

Pues bien, todas las características que poseen extralingüísticamente las distintas percepciones sensoriales (si la percepción se puede controlar o no, si el estímulo es físico, auditivo, etc.) pueden hallar su reflejo gramatical en los verbos de percepción que las expresan. Además, hay que tener en cuenta que algunas percepciones estarán más lexicalizadas que otras en cada lengua, dependiendo de su frecuencia de aparición y de la importancia que culturalmente les conceda cada comunidad lingüística. Por ejemplo, en el ámbito de las lenguas románicas, es lógico que haya verbos que expresen la percepción «oír a alguien con mucha atención» (escuchar, escoltar, écouter...), mientras que es normal que no se haya lexicalizado ningún verbo para expresar un significado como «la sensación de andar descalzo por un terreno húmedo y arcilloso», sensación que sí puede ser de vital importancia en otras comunidades lingüísticas hasta el punto de originar un verbo específico para ella.


Añade García Miguel que si los principios de la gramática cognitiva[1] son ciertos, las estructuras lingüísticas que expresan cada percepción dependerán de la importancia cultural y de la complejidad cognitiva de cada una de las percepciones: a mayor importancia cultural y frecuencia de uso de cada percepción, mayor complejidad gramatical y potencial semántico tendrá el verbo que las exprese, y a la inversa: es muy probable que acalorarse tenga poca frecuencia de uso en Antártica



[1] La Gramática Cognitiva está basada en el uso del lenguaje y por tanto, no se aplica una taxonomía estricta en los enunciados lingüísticos que describe. Esto quiere decir que se evita una justificación morfosintáctica de formas que son independientes del significado (y que por tanto no permiten variación), sino que se toma en cuenta la intención comunicativa del hablante y se organizan sus principios alrededor de la construcción de significados a través de las formas.


[1] En [comunicación|comunicaciones]] y lingüística, contexto es el significado de un mensaje (como una oración), su relación a otras partes del mensaje (como un libro), el ambiente en el cual la comunicación ocurrió, y cualquier percepción que pueda ser asociada con la comunicación. El contexto es la agrupación de circunstancias específicas de lugar y tiempo, principalmente, en qué se está produciendo el acto de la comunicación.