Entradas populares

sábado, 19 de agosto de 2017

LA ARROBA


La arroba (@) es un símbolo no alfabetizable, al igual que el signo de numeral # (hashtag). La arroba fue utilizada inicialmente como una unidad de medida cuyo uso se ha documentado en los siglos XV y XVI. En inglés, la @ se utilizó para simbolizar la preposición at “en” que indicaba los precios. El Diccionario etimológico (Etimologias de Chile.net) explica que el signo @ lo leemos arroba en español y en inglés at. Como unidad de medida la arroba dejo de utilizarse a finales del siglo XIX. Por su forma de espiral, ha recibido nombres tales como ensaimada y caracol, también se la ha llamado cola de mono.

En 1971 Ray Tomlinson utilizo el símbolo @ en una dirección de correo electrónico (e-mail) para distinguir el nombre del usuario y el dominio al cual pertenece “ilia.lopez@hotmail.com”. La popularidad de la arroba ha crecido en las redes sociales como Twitter e Instagram que utilizan el símbolo para nombrar a los usuarios “@RAEinforma”.

El empleo de la arroba para hacer explícita la alusión a los dos sexos y evitar la repetición de una palabra en masculino o en femenino es un recurso frecuente en la lengua escrita, en particular en carteles y circulares: Estimad@s compañer@s.  Este uso de la arroba como marcador de género es considerado como inadmisible desde el punto de vista normativo por la Real Academia Española (Diccionario panhispánico de dudas, p. 311). Una razón para rechazar su uso es que se considera que @ no es un signo lingüístico. Otra razón ofrecida (Fundéu BBVA) es que no siempre es aplicable a la estructura de la lengua por ejemplo, *Día del niñ@ en cuyo caso la preposición (del) requiere una concordancia de género masculino. 

sábado, 12 de agosto de 2017

CUENTOS

La palabra cuento proviene del término latino compŭtus, que significa “cuenta”. Un cuento es un relato o narración breve, cuyo objetivo es formativo o lúdico. Se distingue entre el cuento popular, vinculado a la narración oral y el cuento literario, concebido por la escritura y transmitido de la misma forma. (Definicion.De). El contenido o temática del cuento se especifica, en su mayoría, con adjetivos: cuentos infantiles, cuentos eróticos, cuentos fantásticos, cuentos policiales, cuentos realistas.


Esa oralidad, vinculada al origen de los cuentos, podría ser el origen de la acepción de cuento como “mentira, excusa o historia inventada”. Del mismo modo, un 'cuento' es un enredo o chisme. (Significados.com).

La Real Academia Española (RAE), por su parte, señala que la palabra puede ser un suceso falso o un engaño, chisme o enredo que se cuenta a una persona para ponerla mal con otra. El término se delimita mediante preposiciones que van matizando su sentido: cuentos de camino, cuento de viejas (noticia o relación que se cree falsa), cuento de cuentos (relación o noticia difícil de explicar). También existen locuciones verbales como: dejarse de cuentos (omitir los rodeos), venirle a alguien con cuentos (contarle lo que no le importa).

Es de particular interés la expresión lexicalizada cuento chino, de acuerdo con el sitio web hablandodepalabras, uno de los orígenes podría estar vinculado con el viaje de Marco Polo a China. La narración del viaje al continente asiático resultaba fabulosa e increíble: 

«Algunos dicen que es una frase que acuñaron irónicamente los romanos a consecuencia del libro y las narraciones orales que se difundieron después de los viajes de Marco Polo (1254-1324). El mercader veneciano fue de los primeros en explorar la llamada posteriormente ruta de la seda y en contar la experiencia de sus viajes por el extremo oriente a través de El  libro de las Maravillas (dictado por Marco Polo al escritor Rustichello da Pisa mientras compartían celda allá por el año 1298)».

Tal vez esa narración fabulosa e increíble (para occidente)  podría estar vinculada a algunos de los significados de cuentista: “Que acostumbra a contar enredos”. “Que exagera o falsea la realidad”.

Colorín colorado, este cuento se ha acabado.

viernes, 4 de agosto de 2017

PREFIJOS CUANTITATIVOS


La prefijación cuantitativa o prefijación de cantidad alude al uso de prefijos (morfema que se ubica al comienzo de una palabra para modificar su sentido). Normalmente, el prefijo se sitúa antes del radical o lexema. La prefijación cuantitativa contribuye a la composición de palabras mediante prefijos que consisten en partículas latinas o griegas. Las partículas latinas han aportado los prefijos mini (cantidad menor) y maxi (cantidad mayor). Dichos elementos compositivos se han combinado para formar los nombres minifalda, mini Cooper, miniserie minivan, maxi cuenta (cuenta bancaria), maxifalda y además, los verbos minimizar (reducir a cantidades mínimas) y maximizar (agrandar a cantidades máximas).

Por su parte, del griego procede el prefijo macro (amplio, grande), macroeconomía, macrocosmos, macromolécula,  macroscópico y el prefijo micro (pequeño, reducido) microbio, microeconomía, microbús, microcefalia.

Según ehowen español.com, Macro y micro están estrechamente relacionados desde el punto de vista filosófico. En literatura, la lectura detallada de enunciados individuales de un texto (microestructura) ayuda al lector a entender la estructura central (macroestructura) y a tener una idea general de los temas. Tal vez, por la estrecha relación que guardan (micro-macro), se percibe una relación con lo intangible, mientras que mini y maxi se relacionan más con lo tangible.


martes, 25 de julio de 2017

DESPACITO



 Según el Diccionario esencial de la lengua española, el uso del diminutivo (vocablo dotado de un afijo) denota disminución de tamaño en el objeto designado: besito de coco, bocadillo, empanadilla, pastelillo, cucharadita. También, es utilizado en función de adverbio con significación intensiva: pasito a pasito, suave, suavecito, nos vamos pegando, poquito a poquito

Los sufijos más indicados para indicar la idea diminutiva son ito(a), ico(a), illo(a), uelo, ín. De acuerdo con José Martínez de Sousa, dichos sufijos no se aplican indistintamente, sino que cada sustantivo se presta con  más propiedad a una de estas formas: palo, palito palillo [palo, palo palo; palo palito palo eh]. Además, suelen mostrarse preferencias regionales, Wikibooks señala al respecto: «En algunos países, particularmente Colombia, Cuba, Venezuela y algunas regiones de España como Navarra y La Rioja, las terminaciones tito/tita se cambian por tico/tica: zapato/zapatico (lo prefieren a zapatito). Otros ejemplos: pato/patico, rato/ratico».

El matiz afectivo y de menor magnitud hacen del uso del diminutivo ideal para la expresión del mundo infantil: la linda manita que tiene el bebé, una mariposita que del cielo bajó, palomita blanca del piquito azul

Tal vez exista la valoración implícita en el uso del diminutivo como algo pequeño, de inferior magnitud que posibilita su uso peyorativo o menospreciativo en términos como jefecito, maestrita, mujercita. En algunas ocasiones se ha cuestionado su uso discriminante en expresiones como blanquito y negrito.

Cabe destacar que el diminutivo se emplea en un contexto coloquial o familiar vinculado a la oralidad del mensaje. En la comunicación escrita su uso exige cautela, despacito...

miércoles, 19 de julio de 2017

ABIERTA/CERRADA




La oposición abierto/cerrado es una de las más comunes en nuestro entorno, desde el punto de vista físico se distingue entre boca, ojos, tales como: “en boca cerrada no entran moscas” y en la lengua  coloquial, se habla de “cerrar el pico”. Desde el punto de vista conceptual, se distingue entre mente cerrada y mente abierta. También existe la oposición entre las vocales (a,e,o/iu) que se unen o se separan mediante hiatos y diptongos

En la comunicación escrita, en el género epistolar se observa dicha oposición, de forma concreta, a través de la puntuación: la puntuación abierta es la más común, mientras que la cerrada va decayendo. Esta tendencia de la puntuación se observa tanto en español como en inglés, aunque se establecen distinciones de uso:  In Britain, it was formerly common practice to put a comma in this position, but such commas are pointless and are no longer usual.


https://es.slideshare.net/dilianaduartesalguera/carta-comercial-54786174 

La carta abierta, lo contrario de una carta privada (cerrada), es un tipo de carta dirigida a una amplia audiencia, a un sector de la población (open letter, lettre ouverte). El contenido informativo de la carta se ha distribuido intencionalmente tras su lectura. Dicho tipo de carta suele clasificarse según su emisor (las Epístolas Paulinas del Nuevo Testamento, la carta del escritor  Emile Zola J'Accuse!,  la carta abierta de Bill Gates Open Letter to the Hobbyists).

.También, la carta abierta puede ser individual o grupal, como la carta de la organización Responsible Scientists.org:  “On September 20, 2016, 377 members of the National Academy of Sciences, including 30 Nobel laureates, published an open letter to draw attention to the serious risks of climate change”.


El tono (actitud asumida por el emisor) de la carta puede variar, puede ser neutral, positivo o negativo (insultante, regañón o satírico). Por lo general, la carta abierta suele mostrarse al público a través de los periódicos y de otros medios de comunicación. Asimismo, pueden formar parte  de las cartas al editor, o de un blog.



viernes, 14 de julio de 2017

PARALENGUAJE


Comunicación No Verbal. (2012, febrero 23).  Ciencias de la Comunicación I.

Según el sitio web Gramáticas. net el uso del prefijo para procede  del griego y entre sus significados figuran: al margen de,  en contra de,  junto a, relacionado, auxiliar:
-       parachoques: protege contra los choques
-       paranormal: al margen de lo normal
-       paradocente:  personal auxiliar de la docencia
-       paramédico: relacionado con la medicina

El término paralenguaje se refiere a aquello relacionado con, auxiliar al lenguaje. Es un componente de la Comunicación No Verbal que emplea signos no lingüísticos. El Diccionario de términos clave de ELE, del Centro Virtual Cervantes lo define de la manera siguiente:

Los elementos paralingüísticos -denominados también  elementos paraverbales o paralenguaje- tono, ritmo, volumen- son una serie de elementos vocales no lingüísticos, que se producen con los mismos órganos del aparato fonador humano, pero que no son considerados parte del sistema verbal; en la mayoría de las ocasiones, se alían con elementos cinésicos u otros elementos no verbales para comunicar o matizar el sentido de los enunciados verbales. 

Entre los elementos no linguísticos se encuentran:

1.    Las cualidades y los modificadores fónicos: Son cualidades físicas del sonido y nos pueden indicar el sexo, la edad y determinados estados físicos (un resfriado) o anímicos (nerviosismo), también pueden determinar la información del enunciado o matizarla.
2.    Los indicadores sonoros de reacciones fisiológicas y emocionales: el llanto, la risa, un suspiro, un grito, el carraspeo de la garganta o un bostezo, son algunos de estos indicadores.
3.     Las pausas y los silencios

Asimismo el diccionario Merriam Webster lo define: (paralanguage) «optional vocal effects (such as tone of voice) that accompany or modify the phonemes of an utterance and that may communicate meaning».

Los segregantes de voz son todos los ruidos que los oyentes hacen para indicar que están escuchando: "uh-huh" o "um" o silencios. Si bien no se presta mucha atención consciente a los segregantes de voz, los hablantes los notarán  consciente o inconscientemente.

La voz es el mejor instrumento de la comunicación oral y para que cumpla su objetivo de transmitir con eficacia el mensaje es necesario tomar en cuenta todos los aspectos anteriores y prestar atención a la importancia de cada uno,.



sábado, 8 de julio de 2017

VERBOS DE PERCEPCION




La presentación titulada ¿Vas o Vienes? de Maximino Ruiz Rufino (2015), explica sobre los verbos de percepción sensorial, vinculados a los cinco sentidos. Dichos verbos, se clasifican de acuerdo con la acción en activa o pasiva, voluntaria o involuntaria (involuntary perception, en inglés, to feel,  to hear, to smell, to taste).


En relación con la percepción sensorial, el verbo prototípico de la  percepción olfativa es oler. Mientras que el verbo prototipo de la percepción gustativa es gustar, con las opciones de degustar y saborear en determinados contextos: “Me gusta eso” no podría sustituirse por degustar o saborear. Sí podríamos degustar y saborear un  plato de arroz con pollo.

Wikilengua añade la categoría de verbos de percepción física (mirar, notar, sentir, oír, ver). Sobre esta categoría particular, cabe destacar que existen también opciones en determinados contextos: ver se relaciona con el sentido (físico): «No puedo ver sin espejuelos (gafas)»; mientras que mirar se refiere a una acción consciente: «Hay que ver cómo te miraba ese tipo». Asimismo, oír se relaciona con el sentido, mientras que escuchar requiere prestar atención.

Cabe señalar que el sentido del tacto se refleja mediante percepciones positivas (acariciar) y negativas (manosear), En cuanto a tocar, requiere prudencia: “se mira, pero no se toca”.

 José María García Miguel nos provee  el siguiente recuento de verbos de percepción:

Con ese criterio y esa matización se incluyen verbos de percepción visual (ver, mirar), percepción auditiva (oír, escuchar), otros tipos de percepción sensorial (oler, saborear, tentar), así como verbos de percepción general (advertir, notar, percibir, detectar, percatarse). Se constata la existencia de un amplio grupo de verbos relativos a maneras de ver que aportan diversidad léxica  (contemplar, observar, atisbar, avistar, avizorar, divisar, entrever, escrutar, escudriñar, ojear, otear, presenciar, visionar, vislumbrar; examinar, espiar, explorar, fijarse, inspeccionar, registrar, remirar, revisar, vigilar). En la periferia semántica de la clase de percepción situamos los verbos de búsqueda y hallazgo (buscar, encontrar, hallar, localizar) y los causativos de percepción, que son también verbos de transmisión de conocimientos o información (mostrar, enseñar, exhibir, descubrir, presentar, revelar, ocultar, camuflar; manifestar, exponer, exteriorizar, insinuar).

Así, vemos que cada lengua refleja el entorno de sus hablantes y sus percepciones.